?El orden nos hace felices?

life in order 1

El soci?logo franc?s Jean Claude Kauffman en su libro Le C?ur ? l?ouvrage (traducci?n aproximada: ?Trabajar/hacer algo con pasi?n?) afirma que la humanidad dio un paso decisivo el d?a en que el hombre de Neanderthal decidi? que el lugar de las osamentas y restos de comida se encontraba fuera de su refugio. Un gesto en apariencia menor que sin embargo constituy? un gran avance en la conformaci?n de la arquitectura del cerebro humano. ?El hecho de ubicar la basura fuera de la vivienda es en definitiva un momento fundacional de la civilizaci?n humana. Somos humanos porque entre otras cosas, contamos con la capacidad de ordenar, separar y organizar.

El ?xito actual de ventas del libro La magia del orden de la japonesa Marie Kondo revela que el orden es un tema central en nuestra estructura humana y social. M?s all? del m?todo concreto y pr?ctico que Kondo recomienda para desembarazarse de objetos innecesarios, lo interesante del libro es que la autora relaciona el orden con la noci?n de felicidad.? La idea es simple. Sugiere que al momento de ordenar amontonemos las cosas de un determinado lugar (de la habitaci?n, por ejemplo), tomemos una de esas cosas y nos preguntemos: ?este objeto me produce alegr?a? Aconseja no pensar demasiado la respuesta.? Por ejemplo, tomamos una camisa y nos hacemos la pregunta, si la respuesta es ?s??, la guardamos. Si en cambio dudamos o pensamos demasiado, la donamos.? ?Por qu?? Porque esa camisa no nos despierta ni alegr?a ni placer; tal vez alg?n sentimiento de culpa (?la pagu? cara? o ?deber?a haberla usado m?s?). La teor?a de Kondo es que si privilegiamos estos sentimientos culposos, terminamos amontonando objetos sin valor personal que no solamente no usaremos jam?s, sino que adem?s al no donarlos, privamos a alguien que realmente los necesita, de tenerlos. Una acci?n in?til y ego?sta.

Es cierto, a veces nos resulta complicado deshacernos de ciertas cosas. El problema no es la cosa en s? misma, sino lo que representa: alg?n momento feliz del pasado. Conservar el objeto es un intento de preservar las emociones asociadas a ?l, o visto de otra manera, un intento de mantener vivo el pasado en el momento presente. ?Pero si nos hacemos la pregunta ?m?gica? de Kondo y la respuesta es ?no, nos despierta ninguna alegr?a?, deber?amos donarlo. La reacci?n post desprendimiento suele ser de alivio al sentir que finalmente nos hemos liberado de paralizantes ataduras del pasado.

Dos conclusiones/reflexiones:

  1. Como el hombre de Neanderthal, necesitamos desembarazarnos de nuestras ?osamentas? y restos, sacarlos de nuestro refugio, para ordenar no solamente nuestro h?bitat sino tambi?n la existencia.
  2. ?Necesita ordenar? Intente la pregunta simple y estrat?gica de Marie Kondo: ?Esto (lo que sea), ?me produce alegr?a??. Y ya que estamos, ?por qu? no hacerse la misma pregunta en todos los aspectos y situaciones de la vida? Si la respuesta es ?no?, ya sabe lo que tiene que hacer.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.