Nietzsche, la muerte de Dios y la modernidad

Gott ist tot?(?Dios est? muerto’), escribi? Friedrich Nietzsche a finales del a?o 1800 en ?As? habl? Zaratustra?. Esta frase breve, directa y descarnada tuvo un efecto demoledor y revolucionario en las estructuras filos?ficas y religiosas de la ?poca. Esas tres palabras contienen buena parte de la esencia misma de la filosof?a de Nietzsche. Veamos por qu?.

M?s all? de todas las interpretaciones filos?ficas e ideol?gicas que se han hecho y se hacen del pensamiento del fil?sofo alem?n, podr?amos sintetizar parte de su visi?n filos?fica mediante el concepto siguiente: no hay ninguna otra realidad aparte de la del mundo en que vivimos, ni tampoco otra vida aparte de la que tenemos ahora. Este hecho no es ni bueno, ni malo. Es. Punto. Enfoque concreto y realista, podr?a decirse. Dios muri? (es decir la Religi?n y sus derivados)?y nosotros quedamos como hu?rfanos, solitos y desamparados frente al mundo, a la realidad y lo m?s importante: frente a nuestra propia vida. ?Esta vida buena o mala, es lo ?nico que tenemos y habr? que?darle un sentido. ?Aqu? y ahora. No hay que sentarse a esperar castigos o recompensas celestiales por una raz?n muy simple: nunca van a llegar.

Desde Plat?n en adelante numerosas corrientes filos?ficas incluyeron la noci?n del ?m?s all??, en alg?n sentido superior y superador del mundo f?sico y terrenal. Las religiones como es de esperar, sostienen con m?s o menos matices, la noci?n de la vida despu?s de la muerte e influyen tambi?n en la concepci?n de nuestros valores y estructuras morales. Nietzsche lanza sus feroces embates filos?ficos contra todas las estructuras, tanto las religiosas como las morales. ?Afirma que fueron ?tiles en el pasado y para las sociedades que las originaron, pero que en el mundo moderno se han vuelto totalmente obsoletas. Nietzsche dice que el mundo moderno (el mundo de finales del siglo XIX, se entiende) gira en torno al materialismo, la ciencia, y la raz?n. Este hecho nos obliga a entender y aceptar que el mundo es lo que se ve y que las antiguas religiones y sus derivaciones morales son en el mejor de los casos, irrelevantes. ?En el mundo moderno, dice Nietzsche, Dios est? muerto. That?s it.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.